Generando Conductas de Autocuidado en Niños y Niñas “Sus hijos podrían estar en peligro”

por | diciembre 27, 2016

En épocas estivales  familias chilenas están abocadas entre otras cosas, a hacer uso de sus vacaciones,  tomar su merecido descanso, la familia en vacaciones se moviliza a otros lugares, contextos en que  los niños y niñas están  más expuestos, frágiles  y vulnerables, muchas  fiestas, consumo abusivo de alcohol, aglomeraciones,  entre otros, por lo que   quisiera compartir con ustedes estas reflexiones de un tema que cobra protagonismo en estas fechas; Abuso Sexual Infantil 

Mitos de los agresores de niños:  

  • El agresor generalmente es un extraño
  • El abuso ocurre por la noche y en lugares extraños
  • Es una manera de mostrar afecto. Niños y niñas mienten
  • Inventan historias para llamar la atención
  • Niños/as provocan
  • Seducen a los adultos.
  • Los agresores son enfermos mentales

Alertas padres, familias, las estadísticas muestran que el agresor es un familiar o conocido del niño/a. el a.s.i. (abuso sexual infantil) generalmente ocurre en la casa del niño/a o en lugares conocidos.

El abuso sexual infantil es un abuso de poder y  de autoridad.

Muchos niños/as no tienen conocimiento de lo que es o no es un comportamiento sexual apropiado o inapropiado. Generalmente los agresores son personas aparentemente responsables y respetables.

La responsabilidad parental pasa  por conversar estos “temas difíciles” con sus hijos, propiciar la confianza de los niños o  niñas y escucharles. Creer en él o ella. Nunca se debe culpabilizar al niño/a, nunca hay que dudar de lo que el niño/a   ha contado, siempre, al intervenir, lo importante es el niño/a y la interrupción de la dinámica abusiva.

Los agresores sexuales de niños/as provienen de todas las clases sociales y religiosa. Pueden encontrarse en cualquier profesión y en cualquier país. Pueden ser heterosexuales u homosexuales. Aunque la mayoría son hombres, también  pueden ser mujeres.

La educación es un factor protector, además de  conversar, escuchar, recuerde que usted no estará con su hijo o hija las 24 horas del día. Padres, familias, a extremar los cuidados, sepa escuchar los silencios de los niños/as ante situaciones de índole sexual, para rescatar el verdadero sentido de ésta y motivar el diálogo. Infórmese e investigue sobre el tema.

La prevención se logra principalmente por medio de la educación: ayudar a niños/as y adultos a distinguir comportamientos que puedan causarles daño. Responder a las necesidades de niños/as en situación de riesgo. Darles apoyo cuando lo pidan. Siempre creer a los niños/as.

Bibliografía: Abuso sexual infantil: en las mejores familias, escrito por Irene V. Intebi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *